Perro en el barbecho, ladra sin provecho, (El)


Perro en el barbecho, ladra sin provecho, (El)
Porque allí, naturalmente, nada hay que guardar y en cierto modo, pues, no es sino voz que clama en el desierto, como decía Isaías.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.